en-que-grupo-estas
¿Alguna vez sentiste que no podías más? ¿Que todo se hundía a tu alrededor? ¿Qué tú también te hundías? ¿Has tenido ganas de mandarlo todo al carajo? ¿De irte y no volver nunca? ¿Cuántas veces has pensado que te gustaría tener otra vida? ¿Y qué no eres tan feliz como te gustaría? ¿Sientes que estás dejando pasar el tiempo y que no lo aprovechas lo suficiente? ¿Tienes dificultades y no sabes cómo afrontarlas? ¿Lo has intentado de tantas maneras que ya no sabes qué más hacer? ¿Hay alguna parte de ti que te gustaría mejorar?
  • Todos llevamos dentro un luchador, y me voy a encargar de hacértelo ver. A veces parecemos cobardes, sentimos que no vamos a remontar, que nos vamos a quedar en el fondo y que no vamos a ser capaces de subir. Sin embargo, tú estás leyendo esto y es el primer paso del impulso que necesitas para pisar con fuerza ese fondo donde sientes que estas y tomar impulso para subir rápidamente como si estuvieras en la piscina. El siguiente paso es pedir ayuda, y cuando decidas darlo estaré encantada de acompañarte en el proceso.
¿Sientes que te quedan muchas cosas por aprender? ¿Tienes ganas de comerte el mundo? ¿No te conformas con lo que tienes alrededor y siempre quieres más? ¿Disfrutas de las pequeñas cosas y siempre sacas lo positivo de todas las circunstancias? ¿Te gusta luchar por tus objetivos? ¿Y probar nuevas sensaciones? ¿Tienes una mente abierta y respetas las opiniones de los demás? ¿Absorbes cada nueva oportunidad que se te presenta? ¿Crees que tienes una forma diferente de ver y enfocar la vida? ¿Te gusta conocer gente? ¿Te apasiona descubrir cosas nuevas?
  • Tú también eres un luchador y además un buscador nato de la felicidad. Para ti también hay hueco en Sex & Mind, porque el gabinete no es solo terapia, tienes decenas de opciones para poder inscribirte y hacer en tu tiempo libre, en tus ratos de ocio, actividades para dar ese giro que querías a tu vida y disfrutar más si cabe de todo lo que te ofrece el mundo.

Si algo no te gusta cámbialo, da el paso

No me gustan las etiquetas, ni tener que renunciar a lo que me gusta, no me gusta que me juzguen ni que me digan cómo debo ser. No me gusta cobrar menos que un hombre ni tampoco esforzarme el doble para ser igual.

Soy hija, currante, amiga, pareja y en algún momento seré madre y eso no me va a impedir comerme el mundo. Siéntete libre de decidir lo que quieres.

Vivo mi vida disfrutando de cada momento y dejo que los demás vivan la suya haciendo lo mismo que yo, es decir, elegir lo que les hace felices. A mí lo que me importa es sentirme bien.

Es el momento de arriesgar, porque sólo los/as valientes, aquellos/as que salen de su zona de confort son los que obtienen mejores resultados.

En estos tiempos la mejor opción no es ir a lo seguro, porque lo único constante es el cambio y si nos negamos a aceptarlo y avanzar nos estaremos metiendo en un bucle que nos impedirá ser plenamente felices.

Hazme caso, da el paso y cámbialo tú también.

Conócete a ti mismo, atrévete a cambiar.